¿Quieres una TV con la mejor calidad de imagen? Compra una OLED

¿Quieres una TV con la mejor calidad de imagen? Compra una OLED

En el mercado hay dos paneles de televisor diferentes en la gama alta: LCD IPS y OLED. Si te lo puedes permitir, la tecnología OLED te dará la mejor calidad que existe en el mercado.

Siempre he sido un fanático de la calidad de imagen. Me acuerdo del primer contacto con un panel OLED al tener unos meses el Galaxy S i9000 de Samsung con un panel AMOLED: los negros y el contraste eran alucinantes, pese a los numerosos defectos que tenía en el resto de prestaciones.

Siempre soñé con poder un televisor con esas prestaciones, ese negro, ese contraste… esa nueva forma de ver películas, pero en una pantalla grande. Han pasado ya varios años, y las OLED son mi sueño cumplido.

¿Qué es la tecnología OLED?

OLED es el acrónimo de Organic Light-Emitting Diode, que no debes confundir con los paneles LCD LED que has visto en las tiendas y grandes superficies los últimos años. Es más, dejad de llamar a las teles LED, por favor. LED es sólo la iluminación del panel, algo que los fabricantes, maestros del marketing, nombraron como si fuese una revolución.

Un panel de televisor OLED utiliza una tecnología completamente diferente y el panel se compone de un material orgánico que emite luz cuando la corriente eléctrica pasa a través de él. En ese sentido OLED es más parecido a un plasma (descubre por qué murieron pese a dar mejor calidad de imagen que los LCD), donde el panel también se auto-ilumina.

Los paneles LCD (incluyen todos los IPS y los iluminados por LED) necesitan de una iluminación, que ahora es LED, para que los pixeles se iluminen. En los televisores OLED cada pixel tiene la habilidad de emitir luz por sí mismo y de forma autónoma, por lo que los negros son negros absolutos.

Simulación entre panel LCD y OLED.

Simulación entre panel LCD y OLED.

En un fondo blanco la iluminación, y por lo tanto brillo, del panel será superior. Pero si hacemos la prueba con un fondo negro y un cuadrado blanco en medio la OLED nos dará un cuadrado mucho más brillante, con un contraste infinito y no muy reducido (el negro se verá gris y el blanco apagado) como en los paneles LCD. La habilidad de que el pixel emita color y luz propia es la clave del futuro, la clave OLED.

Esta tecnología os sonará de los paneles AMOLED (son paneles OLED con una matriz de pixeles activa) que Samsung emplea en sus terminales. Tan solo tendrás que poner un vídeo al lado de cualquier LCD del mercado (da igual que sea la más cara del mundo, es límite de la tecnología) para ver que el contraste es muy superior y los negros del panel LCD parecen grisáceos e iluminados desde fuera.

Observad el negro y el contraste con las letras en blanco. Imposible que luzca así en un LCD IPS. No pude realizar una mejor foto debido a los focos de luz, pero es impresionante.

Observad el negro y el contraste con las letras en blanco. Imposible que luzca así en un LCD IPS.

En pantallas para navegar, leer etc prefiero las IPS por su mejor color blanco y carecer del condenado pentile. Pero estos defectos no son apreciables en paneles OLED ya que se usan para ver películas y la resolución 4K brindará toda la nitidez que se puede esperar (un panel 1080p es, ahora mismo, mejor compra).

Te estarás preguntado porqué si son tan geniales no han inundado todas las tiendas con ellos. Bueno, la respuesta es bastante simple: la fabricación de paneles de grandes dimensiones con tecnología OLED son muy difíciles de fabricar y muy costosos.

LG tiene la mejor implementación OLED, WRGB.

LG tiene la mejor implementación OLED, WRGB.

El año pasado había dos tipos de OLED con sus respectivas formas de implementación: la de Samsung y la de LG. Samsung empleó su matriz RGB en su KE55S9 OLED, aunque no han impulsado demasiado sus paneles OLED y seguirá fabricando paneles IPS LED en la gama alta.

Lo “gracioso” es que este año se han inventado una nueva forma de denominar a los televisores LCD empleado el seudónimo SUHD como si fuese una tecnología propia, cuando en realidad son televisores de resolución 4K LCD IPS LED con quatum dot (algo que Panasonic, Sharp, Sony etc. ya emplean en todos sus televisores gama alta.

LG se quedó como único gran fabricante, y en lugar de seguir potenciando la gama LG decidieron apostar por su implementación OLED al quedarse sin competencia. LG usa la tecnología WRGB, es decir, emplean 4 subpixeles (uno de ellos blanco) para compensar la poca potencia del subpixel azul. Comprobé el resultado en el pasado InnoFest de Lisboa y los blancos son los mejores que he visto en cualquier panel OLED.

El futuro es OLED (o debería serlo)

No se puede decir más claro. El cine se ve a oscuras y en las escenas oscuras los LCD sufren mucho, incluso los gama alta. Los OLED solventan ese problema y dan unos negros en la práctica absolutos y un contraste infinito (teóricamente al menos), estas dos premisas son determinantes para justificar la afirmación de que OLED no tiene rival.

El problema es que además del precio es una tecnología muy nueva, y muchos paneles OLED en smartphones sufren de quemados, como las primeras televisiones plasma. Hasta que no lleven unos años en el mercado no podremos discernir si su fiabilidad es uno de sus puntos flojos.

IMG_1571

LG ha apostado por la tecnología OLED y es lo mejor que ha hecho la compañía surcoreana en esta década. Ojalá la tecnología OLED se haga un hueco y le gane la batalla al LCD, por lo menos en los televisores de gama alta. Pero los magos del marketing, en especial Samsung, inventarán cada año una nueva forma de denominar a sus televisores con pequeñas mejoras como quantum dot.

En el último InnoFest de LG en Lisboa pude comparar side-by-side su mejor IPS LCD LED del mercado contra las nuevas OLED 4K que presentaron en el CES. Y pese a que con un entorno tan iluminado los LCD LED brillan y destacan por su mayor brillo, la diferencia era obvia. OLED tenía negros absolutos y un contraste impresionante, las IPS a su lado carecían de esa vida que da el OLED.

La tecnología IPS LED es muy barata en la actualidad y da una calidad de imagen espectacular, no me mal interpreteis, pero una vez que puedes ver una OLED en lo único que piensas es en cambiar de televisor. ¿Vencerá la calidad está vez o el marketing?