Editar fotos RAW online ya es posible con Polarr

Editar fotos RAW online ya es posible con Polarr

Polarr recibe una actualización que nos permite la particularidad de editar fotos RAW online, siendo así posible revelar una fotografía utilizando únicamente nuestro navegador.

Polarr es la solución para todos aquellos fotógrafos que deseen revelar sus imágenes sin tener instalado ningún programa en el ordenador. El problema es que únicamente permitía importar archivos JPEG y PNGs, algo que se ha mejorado en la última actualización, siendo ahora posible editar fotos RAW online.

El programa de edición acepta imágenes superiores a los 30 megapíxeles, leyendo formatos en bruto que incluyen ARW, CR2, NEF, DNG, RW2 y ORF. Traslada así la experiencia de editar fotos en nuestro escritorio al ámbito online. Además, se nos ofrecen varias opciones para importar la imagen, siendo posible sincronizarla con varios programas en la nube como Dropbox.

Polarr 1

En lo que respecta a las funciones de edición, tenemos todas las posibilidades de las que podríamos disponer en un programa instalado en nuestro ordenador. Controlar la temperatura, corregir la exposición con herramientas para controlar el brillo, el contraste o el gamma. Incluso podemos corregir aspectos como las altas luces y las sombras, para así configurar el histograma para que la foto tenga el mejor aspecto posible.

Además, también incorpora una serie de filtros preestablecidos con los que podemos aplicar un efecto instantáneo a la imagen, algo que parece estar a la orden del día en lo que a la fotografía respecta. También podemos configurar un efecto a nuestro antojo, eligiendo entre una gran gama de ejemplos para terminar creando uno personalizado a nuestra medida.

Polarr 2

El hecho de necesitar diversos códecs específicos para visualizar las imágenes en bruto, provoca que debamos tener instalado programas como Photoshop o Lightroom, los cuales realizan la lectura de ese formato. El problema es que no todos los ordenadores disponen de los requisitos necesarios para tener esos programas, o simplemente nos encontramos con la necesidad de revelar una foto y no tenemos cerca nuestro PC.

Además, las imágenes RAW a pesar de tener más información, se encuentran sin procesar, mostrando así un aspecto que en ocasiones puede resultar poco contrastado. Por esta razón, es necesario procesar los archivos en bruto creados con nuestras cámaras, para así poder sacar toda la información posible a la imagen captada por nuestro sensor.