2014 en videojuegos: promesas rotas

2014 en videojuegos: promesas rotas

¿Cómo ha finalizado el año de los videojuegos 2014? El primero completo con la nueva generación ha sido un cúmulo de promesas rotas y sabor agridulce.

Este año ha sido especialmente duro para aquellos a quienes nos encanta hacernos con el título nuevo el mismo día que sale al mercado y tenerlo acabado justo antes del siguiente, enlazando uno detrás de otro. Entre varias plataformas fijas y portátiles, franquicias consolidadas, indies y PlayStation Plus he terminado alrededor de 50 juegos, casi todos de 2014 y me ha costado mucho mantener el ritmo de salidas, siendo imposible entre octubre y diciembre. Esto es lo que pienso de este año.

: Definitive Edition

gta

El año ha sido abundante, muy abundante y eso que no han sido pocos los títulos que se han ido a 2015. Pero, ¿que tal en calidad? No es que haya sido un año estrictamente desastroso, pero sin duda 2013 fue mucho mejor año para los que vivimos un pad bajo el brazo. Tuvimos espléndido renacer de Tomb Raider, Grand Theft Auto 5 y THE LAST OF US, así todo en mayúsculas. ¿Qué título de 2014 recordaremos con el paso del tiempo con un cariño especial? No lo tengo claro.

No me valen las remasterizaciones de los juegos que he mencionado, ya que los 3 han vuelto a salir al mercado con un lavado de cara junto con Sleeping Dogs y Metro Redux. Para nada estoy en contra de este tipo de lanzamientos, he vuelto a jugar casi todos ellos este año y he disfrutado como el que más con las nuevas posibilidades gráficas pero sin duda este año ha sido el año del Definitive Edition y al final esto es como todo, cansa. Para bien o para mal, parece que 2015 también va a seguir una línea similar con varios lanzamientos ya anunciados. En cualquier caso yo estoy deseando ese Dark Souls II: Scholar of the First Sin (aka es lo mismo pero se ve mejor).

Mucho hype y pocas nueces

destiny

Internet mola. En general nos facilita la vida en todos los sentidos y el alcance de cualquier elemento es casi ilimitado. Esto lo saben demasiado bien las grandes distribuidoras y hoy en día la campaña de marketing previo al lanzamiento del juego es casi tan importante como el juego en sí mismo. Incrementan el goteo de capturas y gameplays conforme pasan los días hacía el día ‘D’. Regalos digitales como recompensa por reservar el juego con antelación, sin saber si nos va a gustar o si está bien terminado. Es la era del hype y en 2014 ha alcanzado su punto álgido.

Destiny se encuentra entre mis favoritos del año, de eso no hay duda. Llegué a niveles de adicción como pocos títulos consiguen, pero creo que nadie puede afirmar que ha cumplido las expectativas. Ya no sé en qué punto la bola de nieve se hizo así de grande y si la culpa es de la campaña publicitaria o de los propios usuarios, el caso es que la promesa de un videojuego MMO que iba a mantenerse vivo durante toda la nueva generación se ha quedado muy lejos de la realidad. El contenido era escaso para dedicarle más de 6 semanas y el último DLC apenas añade más. De hecho ya se habla de Destiny 2. Una lástima, podría haber alcanzado la excelencia pero se quedó en un juego bastante bueno, que ya les gustaría a muchos.

La otra víctima del subestimado poder del hype es Watch Dogs, la nueva franquicia de Ubisoft. Un herido injustificado, desde mi punto de vista, ya que el juego es bastante original e introduce muchas posibilidades en los juegos de mundo abierto. Una vez más el problema es no llegar a alcanzar algo que quizá se nos ha ido de las manos.

Parches Day One

videojuegos 2014 - videojuegos 2014 - videojuegos 2014 - videojuegos 2014 - videojuegos 2014 - videojuegos 2014 - videojuegos 2014 - videojuegos 2014 - videojuegos 2014 - videojuegos 2014 -

Llegas a casa con toda la ilusión con tu juego recién comprado, de eso que lo vas desprecintando por el camino, y cuando ya enciendes la consola y metes el disco, salta una actualización de varios gigas. ¿Por qué me hacéis esto?

Assassin’s Creed: Unity es un excelente juego con un inmenso trabajo de cientos de personas durante varios años pero que ha visto mancillado su nombre por una serie, un tanto excesiva, de molestos fallos. Si no me equivoco, han necesitado de hasta cuatro parches bastante voluminosos para dejar la versión que tenía que haber sido. Un mes, únicamente un mes, más de tiempo a fuego lento es lo que necesitaba.

Halo: The Master Chief Colection, el perfecto vende consolas de Microsoft tanto para fans de la saga como para aquellos que quieren conocer a Jefe Maestro por primera vez antes de que llegue Halo 5: Guardians. O DriveClub, la apuesta de Sony por los juegos de conducción con promesas sobre una versión para los miembros de Plus que, 3 meses después, todavía está pendiente de cumplir. Ambos títulos comparten un lamentable historial y largo historial de problemas de servidores imposibilitando el juego online.

El tema online da para largo. Estos mismo días, en plenas Navidades con miles de consolas nuevas en todo el mundo, y debido a un ataque DDoS los usuarios de PlayStation no hemos podido acceder a PSN durante más de 72 horas imposibilitando jugar a títulos exclusivamente en línea como Destiny o The Crew. Microsoft también sufrió este infortunio pero en cuestión de horas ya estaba de vuelta. No es la primera vez que esto sucede, exactamente lo mismo sucedió en agosto y nadie ha aprendido la lección. Para vosotros, jugadores.

Los que marcan la diferencia

mariokart8

Para cada nuevo lanzamiento, hay una pequeña batalla sobre la resolución de cada una de las consolas, que suele ganar Sony pero siendo sinceros, aburre. La verdadera guerra se libra en los exclusivos. Y visto lo visto, este año la guerra ha sido bastante pacífica.

Xbox One se ha puesto las pilas a final de año con un excelente combo de Forza Horizon 2, Sunset Overdrive que es bastante divertido pero por algún motivo a tenido unas ventas absurdamente bajas y la recapitulación de Halo, que objetivamente no aporta nada nuevo. Está bien, pero tampoco vamos a echar cohetes.

Sony directamente no se ha presentado al combate. Infamous: Second Son lucía genial en el aspecto gráfico pero poco más podemos destacar del título. La otra apuesta es DriveClub con un lanzamiento demasiado accidentado que están tratando de arreglar ahora con la última actualización que hace algunos momento parezcan incluso reales; pero la herida es demasiado profunda.

Nintendo es la única que ha jugado bien en el terreno de los exclusivos pero porque únicamente cuenta con sus propias y recurrentes franquicias. Eso de tener juegos más allá de Mario o Zelda no va con Wii U, sigue siendo inviable tenerla como la única plataforma de juegos de la casa.

Las portátiles

tearaway ps vita

Existe la leyenda popular de que si quieres una consola para llevar con juegos tienes que optar por la Nintendo 3DS pero, sinceramente, ¿qué ha tenido este año? Se pueden contar con los dedos de una mano. Yoshi’s New Island es tan regulero que no merece la pena hablar de él. Podríamos destacar el último Kirby o Fantasy Life, básicamente porque tampoco ha tenido mucho más.

PS Vita ha gozado de un excelente catálogo indie durante 2014, pero recalco la palabra indie porque Sony no se ha molestado en apoyar a ningún estudio para que se esfuercen en darle a la consola los títulos que merece pues potencia tiene de largo. Ojalá sacasen más juegos como Tearaway.

2015 is coming

TheWitcher3

Muchos de los lanzamientos más esperados para este año se han ido yendo poco a poco hacía el próximo ejercicio. Mientras sea para bien, pues mira, es lo que hay pero no vamos a negar que la noticia de The Witcher 3 se iba a febrero (ahora mayo) nos dolió un poquito. Batman: Arkham Knight, The Order o Hotline Miami 2 están en el mismo cajón. Rara es la semana que no leemos la noticia de que cierto lanzamiento se mueve unos meses en el tiempo.

Yo personalmente no tengo un claro ganador de 2014, si tuviese que quedarme con uno sólo elegiría Transistor de Supergiant Games, pero Destiny, Diablo III: Ultimate Evil Edition o Shadow of Mordor también se quedan muy cerca.