Boot Camp y cómo instalar Windows en una unidad USB

Windows USB externo Una de las grandes mejoras en los últimos Mac es contar con unidades de almacenamiento Flash. Algo que también podemos disfrutar en equipos más antiguos sustituyendo el disco duro mecánico por uno SSD. Un cambio tan brutal que parece que estrenas nuevo equipo. Es más, volver a usar un equipo con un HDD clásico se hace un poco insoportable.

El problema es normalmente tenemos unidades flash de entre 128 y 256GB. Una capacidad suficiente para OS X y sus aplicaciones, datos, etc. pero pequeña si queremos instalar un segundo sistema operativo como podría ser Windows a través de Boot Camp.

Por tanto, si estáis en la misma situación que yo y queréis instalar Windows bien para jugar o instalar aplicaciones concretas que no están para OS X os cuento mis dos soluciones.

Boot Camp, así funciona

Boot Camp Antes de avanzar explico cómo funciona Boot Camp por si acaso algún recién llegado tiene interés o curiosidad. Boot Camp es la solución de Apple que permite que todos los Mac basados en procesadores Intel puedan ejecutar Windows de forma nativa. Es decir, podremos instalar Windows y decidir al arrancar si queremos hacerlo en OS X o bien en el sistema de Microsoft.

Vale, no tiene mucho sentido comprarse un Mac para usar Windows pero como antes decía, no sólo para temas de ocio, también para temas profesionales puede resultar imprescindible contar con Windows en el Mac. Y sí, podríamos recurrir a opciones de virtualización pero no es lo mismo.

Soluciones como Parallels o Virtual Box entre otras virtualidad Windows u otros sistemas desde OS X. El problema es que no obtendremos nunca el mismo rendimiento que si arrancamos Windows, por ejemplo, de forma nativa.

El proceso de creación de la partición e instalación de Windows es muy sencillo gracias al asistente de Boot Camp. Mediante una interfaz gráfica crearemos un instalador USB de Windows si nuestro Mac no tiene unidad DVD, descargaremos el software de compatibilidad de Boot Camp (controladores para nuestro Mac) y crearemos la partición.

Esa partición debe ser, para Windows 7 y Windows 8 (son las últimas versiones soportadas y no todos los Mac admiten ambas), de al menos 30GB. Una vez creada el Mac se reinicio, arranca desde el instalador de Windows y ya sólo es cuestión de seguir los pasos tradicionales para instalar Windows. Un proceso del que podéis consultar sus pasos con detalle en la web de soporte de Apple.

Boot Camp y su gran limitación

Boot Camp Todo con Boot Camp parece perfecto pero no es así. Por las propias limitaciones de Windows y las del propio Boot Camp sólo podremos crear la partición Boot Camp en la unidad donde está instalado OS X. No podremos usar configuraciones RAID ni tampoco unidades externas (ni USB ni Thunderbolt).

Por tanto imaginad, si tenemos un SSD de sólo 128GB y le quitamos mínimo 60GB para poder instalar Windows y algún juego no muy exigente en temas de capacidad de disco necesaria nos quedamos con otros ridículos 60GB para OS X.

Si tenemos un Mac con Fusion Drive de 1Tb o 3TB no tendremos problemas. Con unidades de estado sólido la cosa cambia

Por tanto, a menos que tengamos un Mac con unidad Fusion Drive de 1Tb o 3TB, o unidades Flash de al menos 512 será complicado instalar Windows y tener capacidad suficiente tanto para el sistema como aplicaciones. Todo ello sin comprometer el espacio mínimo para OS X y sus Apps que para mí debería ser de 128GB mínimo.

Los Mac con unidades Fusion Drive (volumen compuesto por una unidad Flash de 128GB más HDD de 1 o 3TB) crear la partición e instalan Windows en el disco HDD.

Dos soluciones para instalar Windows en Mac con poca capacidad de almacenamiento

game Así que en mi situación, con un Mac Pro 6c y 256GB de almacenamiento, quería tener instalado Windows para poder jugar de vez en cuando pero no ocupar una partición muy grande. Por tanto había que buscar posibles soluciones.

La primera y más sencilla era hacer uso de Boot Camp para crear una partición de sólo 40GB. Ahí instalaría Windows y gracias a las opciones avanzadas de las mayoría de apps y juegos instalar todo ese contenido en una unidad externa.

Esta solución es perfectamente aplicable a Mac con unidades pequeñas, de sólo 128GB. Es cierto que nos quedamos sólo con 80GB para OS X y Apps pero bueno. Eso sí, hacer uso de una unidad externa que sea al menos USB 3.0 para que no tengáis problemas con los tiempos de carga.

La segunda solución pasaba por recurrir a un tutoría que me permitiría instalar Windows en una unidad externa. Esto no lo podemos hacer usando Boot Camp sino que tenemos que recurrir a Windows para instalar Windows en una unidad externa. El único problema es que en el Mac Pro no pude luego arrancar desde dicho disco, sin embargo desde un Macbook Air, MacBook Pro y iMac he probado y sin problema alguno. Así que si os interesa os muestro cómo hacerlo.

Instalando Windows en una unidad externa

El siguiente proceso no es un proceso oficial de Apple. Como he comentado, requiere que lo hagamos desde Windows. Por tanto, si no tenéis un PC, ¿cómo lo hacéis? Pues hay dos opciones, ambas igual de tediosas pero con calma se logra.

Por un lado tenemos la posibilidad de instalar Windows bajo Boot Camp o bien usar una aplicación para virtualidad Windows. Para no andar modificando particiones, creando un instalador USB, etc. la opción más interesante creo que es usar Virtual Box.

Y digo Virtual Box y no Parallels o VMware porque la primera es gratuita y las otras dos opciones de pago. Así que para algo puntual no merece la pena pagar. Aunque si tenéis ya licencia o podéis usar la versión Trial también vale.

Comencemos. Una vez instalado Windows bajo Virtual Box o la opción decidida, el paso siguiente es cumplir los requisitos siguientes:

Si tenéis un serial para alguna de las versiones de Windows 7 (Español) podéis descargar las imágenes desde la web de Microsoft:

Ahora paso a paso todo el proceso.

El primer paso es conseguir el archivo install.wim que se encuentra dentro de la imagen de instalación de Windows (archivo ISO o DVD). Es importante que si vais a usar Windows 8 corresponda a la versión 8.0. La versión 8.1 incluye el archivo install.esd que no es válido.

Para conseguir el archivo sólo debemos montar la imagen, si hacemos doble click sobre le archivo .ISO en nuestro Mac se montará la imagen y podremos navegador a la ubicación de dicho archivo, ~/Source/install.wim; o bien acceder a la misma carpeta del DVD.

Ese archivo lo copiamos a la carpeta wim que crearemos en la raíz de nuestra instalación de Windows c:wim. Ahora vamos a por el segundo asalto, formatear la unidad externa y crear las particiones necesarias. Un proceso tan sencillo como seguir uno tras otro los siguientes pasos:

cmd

  1. Conectar tu disco externo a tu PC con Windows o instalación virtual de Windows
  2. Abre la consola de comandos cmd.exe en modo administrador. Para ello ve a la ruta c:WINDOWSSystem32cmd.exe haz click derecho sobre el icono y selecciona abrir como Administrador.
  3. Ejecuta la orden diskpart y abrirás la utilidad para participar la unidad
  4. list disk

  5. Luego list disk para ver todos los discos conectados a tu equipo. Para evitar los deja sólo la unidad USB en la que instalarás Windows.
  6. Una vez localizado el número de disco ejecuta el siguiente comando en el que la X corresponde al número de disco select disk X
  7. list disk

  8. Ahora borramos todas las particiones existentes en dicho disco con el comando clean
  9. Creamos una partición primera con create partition primary size=350
  10. Damos formato con format fs=fat32 quick
  11. Y la activamos con el comando active
  12. Ahora asignamos una letra, puede ser la que quieras pero recuérdala. Por ejemplo, assign letter=b
  13. A continuación creamos otra partición primar con todo el espacio sobrante, create partition primary
  14. Volvemos a dar formato, format fs=ntfs quick
  15. Asignamos letra nuevamente (ojo no repetir ya que es otra partición), assign letter=o
  16. Para finalizar tecleamos exit para salir de la utilidad

Ya tenemos nuestro disco externo preparado para realizar la instalación del sistema. Así que veamos como hacerlo.

Index

  1. Nuevamente desde la consola de comandos, cmd.exe, vamos a ir ejecutando lo siguientes comandos. Eso sí, el archivo imagex.exe que descargamos cópialo en la carpeta c:imageximagex.exe. Si aún o has creado la carpeta imagex hazlo.
  2. Accede a la carpeta desde la consola de comandos y ejecuta la orden imagex.exe /info c:wiminstall.wim
  3. Aparecerá un listado en el que tendremos el número INDEX asignado a nuestra unidad, en la que instalaremos Windows
  4. Ejecutamos el comando siguiente sustituyendo Y por el número INDEX antes anotado. Y en la letra de la unidad pondremos la asignada en el anterior paso número 13. imagex.exe /apply c:wiminstall.wim Y o:
  5. Ahora, nuevamente cambiando las letras por las asignadas, ejecutamos el comando o:windowssystem32bcdboot o:windows /f ALL /s b:

Files Boot Listo, después de todos estos pasos ya tendremos nuestra instalación de Windows creada de forma correcta en la unidad externa. Si queremos ver el contenido de ambas particiones observaremos que en una estará la carpeta EFI que permitirá iniciar y en la segunda la instalación propia de Windows.

Boot Ahora, para iniciar desde ella sólo debemos reiniciar nuestro Mac con la unidad externa conectada y mantener pulsada la tecla ALT. Nos aparecerán todas las unidades que permiten iniciar. Veremos la de OS X, Recovery HD y la instalación de Windows de la unidad externa. Seleccionamos y esperamos a que inicie. Luego ya sólo tendremos que iniciar, finalizar el proceso de configuración tras el primer arranque e instalar los controladores de Boot Camp para nuestro Mac que antes descargamos.

Apple, es hora de activar el soporte nativo para Boot Camp en unidades externas

Boot

Como podéis ver, el proceso de instalación de Windows en una unidad externa no es complicado del todo pero tampoco tan sencillo como hacerlo a través de Boot Camp. La única pega de este método es la antes comentada, un Mac Pro de 2013 es incapaz de ver la partición para arrancar desde ella. Pero en el resto de Mac yo he probado y sin problemas.

Ahora me gustaría que Apple consiguiese que a través de Boot Camp pudiésemos seleccionar unidades externas, al menos para discos Thunderbolt, en las que poder instalar Windows. Así podrían muchos usuarios tener una unidad con otros sistema operativo como Windows en el que instalar desde juegos hasta aplicaciones como Fusion 7 que por ahora sólo están disponibles para el sistema de Microsoft.


La noticia Boot Camp y cómo instalar Windows en una unidad USB fue publicada originalmente en Applesfera por Pedro Santamaría .