El crecimiento de Cabify y los retos que afrontará en Latinoamérica para 2018

El crecimiento de Cabify y los retos que afrontará en Latinoamérica para 2018

Cabify logró en 2017 un crecimiento del 500% respecto al año anterior, pero debe hacer frente a retos como la seguridad en algunos países de América Latina.

Para Cabify, el año 2017 estuvo lleno de retos y oportunidades. La muerte de Mara Fernanda Castilla en el estado mexicano de Puebla, presuntamente asesinada a manos de su conductor, la cancelación del servicio en ese estado, y la instauración de las tarifas dinámicas son algunos de los hechos que marcaron el año anterior. Sin embargo, la compañía parece haber conseguido un balance muy positivo durante el año pasado y, según datos facilitados en un comunicado, ha crecido más de un 500% respecto a 2016, además de contar con 1.800 colaboradores y más de 13 millones de usuarios.

Una de las mayores apuestas de Cabify desde que se fundó en España fue su expansión por Iberoamérica, donde ha conseguido posicionarse en mercados como México, Lima y Chile. Su llegada a grandes urbes como la Ciudad de México ha puesto de relieve otros retos para la compañía, como poner en práctica su servicio en una de las capitales con más tráfico a nivel mundial. El crecimiento desmedido de las ciudades y las pocas alternativas a la movilidad son la piedra en el zapato para la plataforma, la cual pretende “utilizar la tecnología para optimizar las alternativas de movilidad que existen”, apuntó Ricardo Weder, CEO de Cabify, en entrevista con Hipertextual.

Para fomentar las medidas necesarias que pueden ayudar a mejorar el panorama del transporte en América Latina, Cabify se unió con otras plataformas como Urbvan, Jetty y Siggo para la creación de la Asociación Latinoamericana de Empresas de Movilidad como Servicio. El objetivo principal es incentivar la movilidad en las ciudades, aunque las plataformas han unido sus fuerzas para obtener regulaciones y políticas que den certidumbre a los servicios y modelos de negocio.

El reto de la regulación de los servicios de transporte privado, Uber ha tenido que lidiar con varios problemas al respecto en México, parece seguir siendo el tema pendiente para 2018. Mientras que algunos estados de México como Quintana Roo discuten una Ley de Movilidad que regule estos servicios, las empresas ponen en duda las condiciones que piden las autoridades. Para ello, Cabify apuesta por unirse a la competencia para llevar a cabo una mejora. La clave es “colaborar siempre en la búsqueda de regulaciones, para mejorar el ecosistema de movilidad en las ciudades y crear un piso pareja para la competencia. Creemos en la colaboración con las empresas”, sentenció Weder.

Por otro lado, Cabify debe hacer frente a uno de los mayores escándalos desde su llegada a México. El pasado mes de septiembre, la muerte de la joven Mara Fernanda presuntamente asesinada por el conductor de la plataforma puso de relieve los retos en seguridad. El estado de Puebla, donde ocurrió el asesinato, canceló las operaciones del servicio de transporte hasta que logró volver meses después con la condición de cumplir ciertas condiciones por parte de las autoridades.

Después del escándalo, la plataforma estrenó nuevas medidas de seguridad en la aplicación con la implementación de un botón del pánico, que permite acceso directo al 911 en caso de emergencia. Además, habilitó una opción para vincular un contacto, el cual recibe toda la información sobre el trayecto del usuario a través un correo electrónico o SMS. Para 2018, Cabify seguirá implementando nuevos métodos.

“Estamos desarrollando una tecnología que nos va a poder predecir con anticipación los riesgos, con el volumen de datos y con data science para ofrecer soluciones y mayor certidumbre para usuarios y conductores”, resaltó el CEO de Cabify en entrevista con Hipertextual, quien añadió los principales objetivos de la empresa para 2018:

Consolidar los mercados donde estamos, seguir siendo lideres en mercado corporativo, aumentar usuarios particulares y lograr cifras de crecimiento arriba de 3 cifras.

Las estrategias de Cabify seguirán estando enfocadas en ser “una empresa latina y con talento latino”, con el cual Cabify pretende consolidarse como líder en Iberoamérica en un mediano plazo y cumplir con sus planes desde su fundación: reducir el uso del vehículo y lograr un buen impacto en el medio ambiente.

Sin embargo, el 2018 parece ser un año lleno de retos para la compañía, la cual debe tener en cuenta las fortalezas y debilidades en los países en los que opera para poder dejar atrás tragedias como la de Mara Fernanda Castilla y encontrar la vía para una regulación en las ciudades en las que opera.