#Test: Cosas de Autos probó el Geely Emgrand X7 Sport GT 4WD

Test Geely X7 Sport - Foto: Cosas de Autos

“A los chinos dales 10 años y van a estar para competirle a cualquiera”. “¿Te acordás de los japoneses? Cuando aparecieron los primeros modelos no los querían nadie ¡y hoy siguen andando!”. “Con los chinos va a pasar como con las marcas coreanas que hoy son de las mejores del mercado”.

¿Cuántas veces escuchamos alguna de estas frases? Lo concreto es que las marcas chinas de autos no son cosa del futuro, son parte del presente. Y no hay que esperar nada, ya tienen productos que pueden competir de igual a igual con el resto del universo automotor. Tal es el caso del modelo que nos convoca, el Geely Emgrand X7 Sport con el que tomamos contacto en su versión GT (tope de gama).

Presentado en el Salón de Buenos Aires 2017, sorprendió a muchos con su diseño que remite a líneas que poco tienen que ver con el concepto que hasta acá tenían los chinos de los autos y, en particular, de los SUV. El X7 Sport tiene más de británico que de oriental, no son pocos los que le ven un aire sofisticado similar al de la la Range Rover Evoque. Y quizá en el fondo se deba a que quienes comandan el área de diseño de Geely son dos ingleses: Peter Horbury y Guy Donovan Burgoyne. Dato: Horbury fue diseñador jefe en Volvo, marca que fue adquirida por Geely en 2010.

Test Geely X7 Sport - Foto: Cosas de Autos

Con 4.519 mm de largo; 1.831 mm de ancho; 1.694 mm de ancho y una distancia entre ejes de 2.670 mm, el Emgrand X7 Sport tiene un porte imponente dado por una línea de cintura alta y marcadamente ascendente en contraposición con un techo que apenas exhibe una caída.

El frontal tiene una “mirada” agresiva pero a la vez simple y moderna con una parrilla de diseño concéntrico que resalta el nuevo emblema de Geely y faros que se integran muy bien en la propuesta. Mientras que el remate posterior evidencia una cola elevada, con luces de tamaño reducido que continúan las líneas de los laterales; la ventanilla trasera está disimulada en un pilar C negro, lo que da el efecto de techo flotante, un recurso bastante usado últimamente.

Hay un concepto logrado, bien resuelto y que -insistimos- le dan una identidad propia y en un golpe de vista no nos remite al lejano oriente. Punto a favor.

Test Geely X7 Sport - Foto: Cosas de Autos

La X7 Sport, que mide 4.519 mm de largo, muestra una mínima caída del techo.

A bordo
Pero si por fuera lo que vimos nos agradó, es por dentro donde este SUV de cinco generosas plazas nos conquistó. El combo dado por materiales y terminaciones se lleva un aprobado, mientras que el diseño es de lo más original que hemos visto en el segmento, superior al de algunos pares coreanos (por demás sobrios) y a la altura de algún alemán.

Una plancha en soft touch negro (que no nos gustó tanto), una pantalla central bien integrada y una consola inferior casi minimalista con los mandos del climatizador y las asistencias electrónicas alrededor de la selectora de la caja comparten el centro de la escena, sin que ningún elemento prevalezca por sobre otro. Los detalles símil aluminio cepillado conviven con otros en piano black, así como con los tapizados y el volante forrado en cuero de muy buena calidad y con costuras pespunteadas en blanco.

Test Geely X7 Sport - Foto: Cosas de Autos

Pantalla multimedia de 8″ bien integrada y detalles símil aluminio cepillado y piano black.

El instrumental es 100% digital y se puede configurar según el modo de conducción que se elija: Normal, Sport o Eco. De acuerdo al seleccionado varía la información que se muestra en la pantalla de 7″ y se agiganta o no el tacómetro, con detalles en rojo. Pero quizá lo importante es que los medidores de combustible y temperatura de agua están siempre visibles y son de fácil lectura, así como los datos del viaje provistos por la computadora de a bordo ubicados en el centro.

Test Geely X7 Sport - Foto: Cosas de Autos

Los relojes son 100% digitales y muestran imformación completa.

Un detalle no menor tiene que ver con la elección de la tipografía elegida, la cual es bien moderna y “occidental”, algo que siempre le criticamos a los autos de origen chino; acá también está la mano de los británicos.

Espacios porta-objetos, agarraderas centrales, apoya-brazos con gaveta de buena capacidad, posa-vasos, para-soles con luz de LED, tapizados de puerta y techo acolchados, manijas de puerta, porta-revistas, zócalos interiores de puerta en aluminio… Todos esos otros detalles también fueron pensados para responder a las exigencias y demandas de los clientes más exigentes.

Test Geely X7 Sport - Foto: Cosas de Autos

Algunos detalles del equipamiento de la X7 Sport.

La dotación de confort de esta versión que probamos es completísima e incluye butacas delanteras eléctricas; climatizador automático bi-zona con salidas traseras; acceso y arranque sin llave; techo solar panorámico eléctrico; control de velocidad crucero; alza-cristales con one touch en todas las ventanillas; espejos plegables eléctricamente con luz de bienvenida; sistema multimedia con pantalla táctil de 8″ compatible con celular (obliga a descargar una app propia) y conectividad Bluetooth; cámara de retroceso; freno de mano eléctrico; sensores de estacionamiento delantero y trasero; sensor crepuscular y de lluvia, entre otros.

Test Geely X7 Sport - Foto: Cosas de Autos

Amplitud y luminosidad en un habitáculo bien logrado.

El habitáculo es sumamente amplio y cómodo, y lo primero que se destaca es el buen ajuste de las butacas y la comodidad de su cojín; desde el primer kilómetro y hasta el último se viaja descansado y con gran confort. Otro gran punto a favor.

Test Geely X7 Sport - Foto: Cosas de Autos

Test Geely X7 Sport - Foto: Cosas de Autos

Tres adultos pueden compartir las plazas traseras sin sufrir debido a que hay suficiente espacio para piernas, rodillas y lo que mencionábamos antes de la caída del techo; en el caso de que sean sólo dos podrán disfrutar de un apoya-brazos central con apoya-vasos que merece ser apreciado por la calidad que tiene.

El espacio de carga está muy bien terminado (no se declara la capacidad volumétrica), tiene lona corrediza en la parte superior y un piso firme, alfombrado y totalmente plano sobre el cual viaja una pequeña valija con velcro en la que se guarda el botiquín y otros elementos.

Test Geely X7 Sport - Foto: Cosas de Autos

Un espacio de carga muy bien terminado. El dato de la capacidad no lo encontramos por ningún lado.

Debajo del mismo está el neumático de auxilio que -lamentablemente- es del tipo temporal cuando hay espacio para alojar a uno idéntico a los otros cuatro: 225/60 R18. Punto en contra.

Test Geely X7 Sport - Foto: Cosas de Autos

No, no es un auxilio homogéneo y en este segmento eso es muy malo.

Al volante
Antes de subirnos vale la pena levantar el capó y ver cómo está presentado el motor del Emgrand X7 Sport. En primer lugar carece de varilla y en su reemplazo cuenta con dos amortiguadores telescópicos, pero lo que nos llamó poderosamente la atención es la gran tapa plástica que recubre el vano motor; incluye una tapa de inspección para la batería y deja al descubierto los accesos a los fluidos.

Test Geely X7 Sport - Foto: Cosas de Autos

¿Y el motor? Está debajo de esta prolija tapa.

Y si hablamos del motor estamos ante un silencioso cuatro cilindros naftero de 2.4 litros con tecnología CVVT de distribución de variable de válvulas, que entrega una potencia de 164 cv @ 5.300 rpm y alcanza un torque neto de 225 Nm entre las 3.900 y las 4.400 rpm. Sólo en modo Sport se escucha el motor ya que lleva el pasaje de marchas más arriba en el régimen de vueltas.

Está asociado a una caja automática DSI de seis marchas con modo secuencial, aunque sin levas al volante. Es una transmisión de convertidor de par, sin levas al volante, que demuestra estar muy bien relacionada, sin tironeos, casi como funcionaría una CVT.

Test Geely X7 Sport - Foto: Cosas de Autos

Caja automática de sexta convencional, como modo secuencial.

Hay que considerar que esta versión GT es la única de las tres que se comercializan en la Argentina que cuenta con sistema de tracción 4WD que es permanente, si se lo bloquea electrónicamente.

Nuestras mediciones de consumo (en modo Normal y en sexta marcha) nos mostraron que a 100 km/h el motor gira a un régimen de apenas 1.900 rpm con un rendimiento de 8,2 l/100 km, mientras que a 130 km/h lo hace en torno a las 2.400 rpm con un consumo cercano a las 9,4 l/100 km.

La dirección cuenta con una asistencia eléctrica EPS, algo imprescindible porque facilita muchísimo las maniobras en espacios reducidos a baja velocidad, tratándose de un SUV con rodado de 18″. En ruta demuestra firmeza en las maniobras conjuntamente con una suspensión seteada para responder adecuadamente en el modo off road por lo que nos pareció algo mullida a altas velocidades pero sin rolar en demasía.

Test Geely X7 Sport - Foto: Cosas de Autos

Regulación eléctrica de la butaca del conductor y también del acompañante.

De más está decir que tiene un buen despeje del suelo y generosos ángulos de ataque y salida como para realizar alguna incursión fuera de ruta sin problemas.

Test Geely X7 Sport - Foto: Cosas de Autos

En ruta lo percibimos algún ingreso de viento por encima de los 120 km/h, mientras que en ciudad el único ruido del habitáculo provino de la puerta del conductor al frenar y arrancar sucesivamente (quizás con un ajuste se solucione); más allá de esto no se escuchan ruidos parásitos, producto de una buena insonorización del capó, del doble burlete en las puertas y del cuidado en las terminaciones.

En lo referente a seguridad también tiene un aprobado producto de contar con frenos de disco en las cuatro ruedas con ABS y EBD; seis airbags; Control de Estabilidad (ESP); Control de Tracción (TCS); Control de Ascenso y de Descenso; Asistente al Frenado de Urgencia; cinturones de tres puntos y apoya-cabezas ajustables en todas las plazas y ganchos ISOFIX para sillas de niños.

Test Geely X7 Sport - Foto: Cosas de Autos

Rodado 18″ con llantas de aleación de cinco rayos.

Conclusión
Estamos en presencia de un auto europeo hecho en China, así de simple. Buen diseño, gran dotación de equipamiento de confort y seguridad y una mecánica acorde lo ponen a competir de igual a igual con cualquiera del segmento. Es cierto, tiene el emblema de una marca poco conocida en el país y muy joven en el mundo, pero a la que habrá que darle “tiempo”, como en su momento a las japonesas y coreanas.

Lo concreto es que quien hoy se anime a dejar los prejuicios de lado y se decida a pagar los u$s 44.900 que vale la Emgrand X7 Sport (u$s 31.250 está la 2.0 GS MT FWD y u$s 39.900 la 2.4 GL AT FWD) tendrá un vehículo acorde al segmento o inclusive más.