Datos que debes saber sobre las bandas anchas móvil en América Latina

Las bandas de 700 MHz y 2,5 GHz tendrán enorme impacto en la masificación de la banda ancha móvil en América Latina.

Ambas frecuencias presentan un vasto potencial para el desarrollo de la conectividad en zonas rurales, urbanas y suburbanas, dadas sus características técnicas. Para su máximo aprovechamiento en beneficio de las comunidades, es imperativo que el espectro radioeléctrico se encuentre limpio. La armonización de frecuencias y las decisiones regulatorias en el diseño de la subasta también resultan elementos clave.

BUENOS AIRES.- Las bandas de espectro radioeléctrico en 700 MHz y 2,5 GHz resultan de máxima importancia para el desarrollo de las telecomunicaciones móviles en América Latina y el Caribe, de acuerdo con el recientemente publicado estudio de 5G Americas “Adjudicación de espectro radioeléctrico en 700 MHz y 2,5 GHz en América Latina 2017”. Por sus características técnicas y las condiciones presentes, ambas bandas presentan una oportunidad para que la región pueda descontar parte de la brecha entre el espectro radioeléctrico actualmente utilizado para servicios móviles y las sugerencias de organismos internacionales como la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT).

La asignación de espectro radioeléctrico suficiente es un elemento clave para el desarrollo de los servicios de telecomunicaciones inalámbricas y un factor decisivo para afrontar la explosión en el consumo de datos móviles. Es imperativo contar con nuevo espectro junto con un mayor nivel de armonización del mismo, pero también resulta decisivo que las frecuencias se encuentren limpias, es decir, que existan otros servicios que utilicen las mismas bandas que las frecuencias otorgadas. En el caso de la banda de 700 MHz o de 2,5 GHz la situación dista de ser la ideal, explica el estudio.

700 MHz

La banda de 700 MHz, comprendida entre los 698 MHz y 806 MHz en el caso de las Américas, surge del llamado dividendo digital, es decir, de frecuencias liberadas luego de la migración de los servicios de televisión analógicos a tecnologías digitales.

Se estima que para 2020 unos 6.000 millones de habitantes en el mundo estarán cubiertos por tecnologías móviles en espectro del dividendo digital. La canalización de mayores economías de escala a nivel mundial será APT (Asia-Pacific Telecommunity), especialmente en modalidad FDD (Frequency Division Duplex). Además, por su capacidad de propagación, es ideal para ampliar cobertura en zonas de baja densidad de población, como áreas rurales, con un despliegue de red más económico y veloz.

2,5 GHz

La identificación de las frecuencias comprendidas entre los 2500 a 2690 MHz (generalmente abreviada como banda 2.5 GHz) para tecnologías IMT-2000 e IMT-Avanzado, sumado a la ociosidad general en la región de este segmento del espectro, han renovado el interés en el mismo. La evolución tecnológica y los distintos modelos de negocios han llevado a que los servicios históricamente ofrecidos en la banda no hayan sido mayormente desplegados o no hayan ocupado enteramente la frecuencia.

Las propiedades técnicas de la banda de 2,5 GHz, especialmente su amplia capacidad de transmisión bidireccional de datos, y su potencialidad de uso a nivel mundial la convierten en una frecuencia de especial interés para atender la demanda creciente de banda ancha móvil, particularmente en zonas urbanas y suburbanas de alta densidad poblacional. Además, se espera que la extensión de su uso facilitará la introducción de tecnologías con agregación de portadoras en conjunto con otras bandas.

El estudio “Adjudicación de espectro radioeléctrico en 700 MHz y 2,5 GHz en América Latina 2017” de 5G Americas brinda un completo panorama de la situación de ambas bandas en la región y puede ser descargado aquí.