Cadillac se suma a la conducción semiautónoma con su “Super Cruise”: qué es y cómo funciona

Cadillac también se suma a la conducción semiautónoma con su

A partir de este mismo otoño en Estados Unidos y Canadá, el fabricante americano Cadillac ofrecerá una nueva función en su berlina Cadillac CT6 denominada Super Cruise. Básicamente, se trata de un sistema de asistencia a la conducción que permite la circulación “sin manos” en vías rápidas.

De esta forma la marca de General Motors apuesta por la conducción semiautónoma, al estilo del conocido Auto Pilot de Tesla o los sistemas correspondientes de los fabricantes europeos como Audi (el nuevo Audi A8 incorpora lo último de la casa), Mercedes-Benz o BMW.

Lo que permite este Super Cruise es circular en autovías sin necesidad de que el conductor controle la dirección o los pedales, ya que el vehículo es capaz de mantener una velocidad indicada, centrarse de manera automática en el carril por el que circula y trazar curvas (en vías rápidas, americanas además, no suelen ser muy pronunciadas). Funciona a velocidades de hasta 137 km/h (85 mph). Se trata de un sistema de conducción autónoma de nivel 2.

Cadillac también se suma a la conducción semiautónoma con su

Cadillac también se suma a la conducción semiautónoma con su

Según Cadillac, la idea principal no es que el coche sea completamente autónomo, que no lo es, sino que el conductor, durante sus desplazamientos, pueda realizar tareas que requieran de su atención sin preocupaciones, como utilizar el sistema de navegación, ajustar el sistema de sonido o responder a una llamada de teléfono. Aún así, Super Cruise no es capaz de cambiar de carril, realizar adelantamientos o llevar a cabo maniobras de emergencia.

¿En qué se basa Super Cruise?

El sistema Super Cruise está basado en información en tiempo real recopilada por sensores de ultrasonidos, radares de corta y larga distancia, cámaras de vídeo y GPS, pero suma también información del entorno captada por sensores láser o LiDAR y plasmada en un mapa digital.

Según Cadillac, este mapa de alta precisión generado mediante información recopilada por sensores LiDAR contiene todas las autovías de Estados Unidos y Canadá (las highways bien delimitadas y con rampas de acceso y salida definidas, en total unos 257.000 kilómetros) y se ha desarrollado específicamente para Super Cruise. Así pues, el sistema funciona exclusivamente en autovías (y sólo en las que no hay posibilidad de tráfico cruzado -sí, en algunas hay cruces en plena autovía-), y no en carreteras rurales o en el ámbito urbano.

Cadillac también se suma a la conducción semiautónoma con su

Cadillac también se suma a la conducción semiautónoma con su

En cualquier caso, el sistema requiere de la atención del conductor. Nada de echarse una siesta al volante o ponerse una película. De hecho, el vehículo cuenta con un sistema de monitorización de la atención del propio conductor para asegurar que éste va pendiente de la carretera. Si ignoras la carretera durante unos segundos, el sistema se desactiva y el coche puede llegar a detenerse por completo si no hacemos caso de la indicación de retomar el volante.

El dispositivo fundamental de este sistema es una pequeña cámara situada en la columna de dirección que estudia los movimientos de la cabeza y los ojos del conductor, y puede determinar si está prestando o no atención a la carretera. Funciona incluso en la oscuridad o si se usan gafas de sol, ya que en el volante hay seis emisores infrarrojos que “iluminan” al conductor.

¿Y cómo se utiliza?

Los que ya lo han probado dicen que es bastante sencillo. Sólo hay que apretar el botón Super Cruise del volante, centrar el coche en el carril y dejar que el coche tome control de sí mismo y te avise mediante el icono de un volante de color verde en el cuadro de instrumentos y una luz verde en la parte superior del volante (que también es azul para indicar sistema en pausa y rojo para desconectado).

Cadillac también se suma a la conducción semiautónoma con su

Cadillac también se suma a la conducción semiautónoma con su

Para realizar cualquier maniobra, como un cambio de carril, el Super Cruise se desconecta al mover el volante o activar el intermitente, y para que se vuelva a activar no hay más que volver a centrar el vehículo en el carril por el que se circula y esperar a que los indicativos verdes se iluminen y puedas soltar de nuevo las manos del volante.

Vídeo | Youtube

También te recomendamos


Mira los primeros pasos autónomos del Hyundai IONIQ: con tráfico real y "living Las Vegas"


Demos la bienvenida a la obsolescencia del repartidor: pronto, los vehículos autónomos con drones harán su trabajo


Así es la LLAMA que descifrará la atmósfera del Sol y buscará una nueva Tierra


La noticia

Cadillac se suma a la conducción semiautónoma con su “Super Cruise”: qué es y cómo funciona

fue publicada originalmente en

Motorpasion

por
Javier Álvarez

.