Racismo persiste en Silicon Valley, según estudio

Racismo persiste en Silicon Valley, según estudio

Afroestadounidenses, latinos y asiáticos tienen menos oportunidades de ganar funciones o acceder a puestos ejecutivos en la industria tecnológica.

Un nuevo estudio expone la situación racial en la industria tecnológica en Estados Unidos. Los resultados sugieren que los grupos de minorías están ampliamente marginados y se les niega oportunidades de carreras tecnológicas en Silicon Valley. También señala que es poco probable que la generación millennial vaya a romper este paradigma.

La investigación fue realizada por los consejeros ejecutivos Buck Gee y Denise Pecke de Ascend Foundation, una organización sin fines de lucro con sede en Estados Unidos que aboga por la representación asiática en los negocios, quienes examinaron los datos de empleo de 2007 a 2015 de la Comisión de Igualdad de Oportunidades de Empleo estadounidense para el estudio titulado La ilusión del éxito asiático: El escaso progreso de las minorías en la ruptura del techo de vidrio de 2007-2015.

Tras recientes controversias como el escándalo en Uber y la diferencia de salarios entre hombres y mujeres en Google, el informe publicado este martes 3 de octubre añade leña al fuego a las crecientes preocupaciones sobre la discriminación en Silicon Valley durante el último año. Aunque gran parte del debate se ha centrado en el acoso sexual y la misoginia en la industria dominada por los hombres, el nuevo estudio ha puesto de relieve las disparidades raciales en la industria.

Mientras que la cantidad de afroestadounidenses y latinos que trabajan en Silicon Valley ha disminuido en los últimos años, los asiáticos tienen mayores probabilidades de contratación, pero es menos probable que sean ascendidos. “No ha habido cambios para los asiáticos o cualquier otra minoría en el tiempo -hombres o mujeres”, dijo Buck Gee, coautor del estudio, y añadió:

Para algunos grupos (minoritarios) en realidad es peor.

Sin embargo, tanto hombres como mujeres caucásicos tienen el doble de probabilidades de convertirse en ejecutivos en comparación con los asiáticos. De hecho, las mujeres caucásicas incluso tienen mayor oportunidad de alcanzar un nivel ejecutivo que hombres y mujeres de grupos minoritarios.

De acuerdo con las conclusiones de Ascend, las minorías raciales no solo no están obteniendo oportunidades, sino enfrentando una serie de barreras y discriminación en las diversas etapas del empleo. Si bien ha habido un aumento de ejecutivos afroestadounidenses, ha habido una caída del 18% en el número de gerentes de esta minoría racial. El número de mujeres afroestadounidenses en la industria disminuyó en un 13%. Por otro lado, aunque hubo un aumento en ejecutivos latinos, la representación total de este grupo minoritario disminuyó de 5.2% a 4.8%, representan aún una fracción muy pequeña de los líderes corporativos.

Los datos destacan la necesidad de que las empresas no sólo se centren en las prácticas de contratación, sino también en la inclusión y los esfuerzos de retención para garantizar que las personas de grupos minoritarios permanezcan en las empresas y tengan oportunidades reales de progresar en sus carreras.

“Si las personas piensan que están siendo injustamente tratadas en las empresas, se irán”, señaló Gee. “Eso es un problema para Silicon Valley“.

El estudio desmiente el estereotipo de que los asiáticos lideran la industria tecnológica en Estados Unidos y el hecho de que ha habido tan poco progreso también es un indicador de que no se dará una mayor diversidad en las nuevas generaciones de forma natural, sino que dependerá de las medidas que implementen las mismas empresas.