El próximo Chevrolet Camaro intensificará las pony wars, y el mayor beneficiado será el cliente

Chevrolet Camaro Zl1 3

La guerra entre los pony cars está más viva que nunca. Si el Ford Mustang se ha renovado recientemente, su rival directo, el Chevrolet Camaro espera su restyling como agua de mayo. Y no porque necesite actualizarse sino porque las cosas no les están saliendo como en Chevrolet esperaban.

Al margen de la lucha por la potencia en la que el Ford Mustang GT aprieta al Camaro con sus 466 caballos para la versión 2018 y el Dodge Challenger gana por goleada con los 717 CV del SRT Hellcat (aunque el rival más directo serían las versiones R/T), la guerra entre los deportivos americanos genuinos pero reinterpretados se libra también en torno al precio de venta.

+ potencia – precio = pony wars

Chevrolet Camaro Zl1

Hasta ahora, aunque el Camaro SS con su motor V8 era más potente y más radical que el Mustang GT, también era más caro. Aproximadamente, el SS vendría a costarle al cliente final casi 38.000 dólares contra los 34.000 que costaban sus competidores más o menos directos de Ford y Dodge. Si bien en Ford por ejemplo se puede escoger el V8 con equipamiento más o menos pelado, en Chevrolet para optar por el motor de ocho cilindros había que adquirirlo con casi todo el equipamiento posible.

Esta diferencia de precio habría forzado a la marca de General Motors a sufrir en sus propias carnes una repercusión negativa sobre las ventas. Algo que quieren solucionar de raíz con la llegada de la próxima generación (o de la próxima actualización mejor dicho).

2016 Chevrolet Camaro

Según informan desde el otro lado del charco, Mark Reuss (jefe de producto de GM) la gama Camaro sufrirá una reestructuración, simplificando versiones, acabados y motorizaciones para ofrecer un paquete que sea mucho más atractivo para el cliente. “Creo que tenemos oportunidades para que tanto las versiones más básicas como algunas de las V8 puedan competir en cuanto a precio con otros coches del segmento que actualmente tienen un precio base más asequible”, afirmaba Reuss a Automotive News.

Sobre plazos de comercialización no se sabe nada, pero es posible que aún queden meses antes de saber cuál será la fecha de llegada, presumiblemente más próxima a 2019 que a corto plazo. Y es que la sexta generación del Camaro SS llegó hace bien poco.

Chevrolet Camaro 2018

La oferta de motores desplegada por GM incluía tres opciones diferentes: un 2.0 turboalimentado de cuatro cilindros con 279 CV y 400 Nm, un 3.6 V6 de 340 CV y 385 Nm y un 6.2 LT1 V8 de 461 CV y 617 Nm. Con la nueva estructuración de precioes es más que probable que los motores también mejores sus cifras para doblegar los 317 CV y 466 CV que ofrencen los motores de cuatro y ocho cilindros del Mustang.

En cualquier caso, ya quisiéramos los europeos poder disponer de estos coches y, sobre todo, de estos precios. ¡Qué envidia!

También te recomendamos


2017 Chevrolet Camaro ZL1: objetivo, volar bajo en Nürburgring Nordschleife


Hablar con tu casa por el móvil ya es posible, y es el verdadero futuro de la domótica


El Chevrolet Camaro ZL1 quiere plantar cara al Corvette Z06 con 659 CV de potencia


La noticia

El próximo Chevrolet Camaro intensificará las pony wars, y el mayor beneficiado será el cliente

fue publicada originalmente en

Motorpasion

por
Jesús Martín

.