Cómo afrontar el rechazo laboral

Flor que nace entre listones de madera.

Llega el momento de un cambio en el ámbito laboral. O sencillamente estás buscando trabajo. Los consejos son múltiples, las opciones para encontrar empleo también: portales, redes sociales profesionales, etcétera.

Existen decálogos mágicos para afrontar una entrevista de trabajo, pero resulta que llegado el día, tienes más rechazos que otra cosa. Algunas veces las empresas se molestan en contactar con el candidato, otras dejan pasar el tiempo sin ofrecer una respuesta. ¿Cómo afrontar un nuevo rechazo laboral?

Ante todo mucho realismo

Frases que nos resultan familiares:

1.Puedes aprender de esta experiencia.

2.Puedes crecer como profesional ante una negativa.

3.Puedes convertir este fracaso en algo positivo.

4.Puedes descubrir nuevas habilidades ante este rechazo.

Todo suena muy bien, pero la realidad es que cuando sabemos que valemos para un puesto, estamos cualificados y recibimos un no o el silencio como respuesta molesta. Y mucho. De nada sirve recluirse en casa o maldecir en arameo, pero tampoco creer que es maravilloso que te digan que no unas veinte veces.

Nada es para siempre

Igual conoces al típico amigo o conocido que entró en una empresa hace diez años o quince y ahí sigue. ¿Su preparación? La misma que la tuya. ¿Su implicación en el trabajo? La misma que la tuya pero ahí sigue cobrando todos los meses y cotizando a la Seguridad Social.

Igual también conoces a otros que tras quince o veinte años les han dicho adiós cuando pensaban que sus jefes eran sus amigos o poco menos que sus mentores.

Nada es para siempre, y afortunadamente, los rechazos o las negativas sirven para curtir nuestra personalidad y no dar por sentado que los cambios no pueden llegar a nuestra vida laboral.

Cuando un no es sinónimo de un error por parte de la empresa

Puede pasar, entra dentro de las posibilidades. Por lo tanto, caer en la trampa de hablar mal a través de las redes sociales de una empresa puede ser un error. ¿Necesitamos desahogarnos? Mejor opción será hablar con un amigo o dar la importancia justa a esa negativa.

Un potencial empleador, debe permanecer en nuestra carpeta de favoritos, porque quién sabe, dentro de unos meses o un año, recuperen nuestros datos y seamos los elegidos.

En Pymes y Autónomos|Convierte una trayectoria profesional compleja en una ventaja

Imagen|Finmiki

También te recomendamos


Los parados de cincuenta años, invisibles


Cómo se planifica una cocina que se adapta a ti


El mercado laboral, la agresividad y el Asperger


La noticia

Cómo afrontar el rechazo laboral

fue publicada originalmente en

Pymes y Autonomos

por
Joana Sánchez

.