Comprar en una tienda física donde te invitan a comprar online

Rana Gustavo de compras.
Las ventas a través de Internet han crecido desde 2015. y ahora en rebajas más. Pero a pesar de las facilidades que ofrecen las grandes firmas con guías para adquirir prendas de vestir, algunos clientes echan un vistazo a través de la página web del comercio y luego se acercan para probarse la ropa.

No todo se puede comprar por la red porque cada cuerpo es un mundo, y no hay nada como mirarse a un espejo y comprobar que nos sienta bien. Aunque la noticia es que ya no se ven esas masas de gente esperando para comprar en rebajas, algunos dependientes consideran que es más fácil despachar a un cliente mandándolo a la casilla de salida: su casa.

Vuelva usted mañana o mejor navegue desde casa

El problema de contratar a trabajadores poco motivados o con falta de experiencia en ventas, es que se den casos como el mencionado. Un cliente acude a una tienda, muestra una fotografía de un pantalón y la dependienta con pocas ganas de cerrar una venta, invita al comprador a que lo adquiera en la página web.

No hablamos de edades, ni de género, se trata de una persona que por su lenguaje no verbal demuestra que está molesta con la situación: no me apetece recorrer la tienda para buscar lo que me muestra con lo fácil que es, coja su teléfono y haga su compra.

Las pymes tienen una oportunidad para vender online si no pueden sustentar una página web y apostar por el comercio electrónico.

Cuando se juegan todas las cartas a lo virtual y se descuida al cliente físico Houston tenemos un problema. Ya hemos comentado que una web, un blog han de demostrar que están al día, que exista una comunicación fluida, ¿pero qué ocurre con la venta tradicional? También hay que cuidarla.

Mujer de pelo corto con tres bolsos.

El trato directo cotiza al alza

Es una de las bazas de las tiendas físicas. El poder mirar a los ojos al cliente, asesorar, hacer su compra más fácil y amena. Pero si algunas tiendas contratan a personal con nula experiencia en el trato con un ser humano más allá de una pantalla, es cuando aparece el problema.

El buen vendedor sabe que a un cliente no le gusta que le hagan un marcaje como en el baloncesto. Se trata de un término medio, donde estar cerca del comprador para responder a alguna duda. Esos vendedores que tienen madera para estar al frente de un negocio, saben de manera natural, cómo acompañar al cliente en todo el proceso de compra.

Muchos pasillos, una cartelería regular, clientes que han movido de su lugar prendas, y un buen dependiente es capaz de caminar por un pasillo cual Forrest Gump para encontrar la prenda que busca ese cliente despistado.

Sensación de gratitud por parte del cliente, satisfacción de haber encontrado lo que buscaba y mirada atónita a la persona que le invitó a comprar online. Para ser vendedor de primera hay que pasar por un proceso de selección, sobre todo si la empresa quiere ganar dinero.

En Pymes y Autónomos|Por qué tu comercio no venderá si montas un tienda online

Imagen|Alexas_Fotos |PublicDomainPictures

También te recomendamos


Cómo se planifica una cocina que se adapta a ti


¿Me puedes repetir el nombre de tu empresa?


¿Tu empresa promete lo que ofrece?


La noticia

Comprar en una tienda física donde te invitan a comprar online

fue publicada originalmente en

Pymes y Autonomos

por
Joana Sánchez

.