¿Eres un terco en tu comportamiento?

terco

Ser obstinado, no es algo negativo, de hecho, si va a sociado a la perseverancia es una de las mejores virtudes que se puede tener.

Sin embargo, cuando se es obstinado porque uno es un terco, el enfoque cambia meridianamente y, en ese caso, tenemos un problema que solucionar. Principalmente, porque reconocer la terquedad en uno mismo no es sencillo.

Signos que manifiestan la terquedad

  • Inflexibilidad

Te mantienes en una idea o plan, o insistes en llevarlo a caboh, incluso cuando sabes que te estás equivocando.

  • Muestras egoismo

Haces lo que quieres hacer, incluso si nadie más quiere que lo hagas.

  • Actúas como el abogado del diablo

Cuando otros presentan una idea, tiendes a señalar todas las razones por las que no funcionará.

  • Resultas demasiado emocional

Visiblemente sientes ira, frustración e impaciencia cuando otros tratan de persuadirte de algo con lo que no estás de acuerdo, comprometiéndose sin reservas con las peticiones de otros que van a hacer algo totalmente distinto.

Realmente todos estos signos, aunque evidentes, son muy difíciles de reconocer por uno mismo porque se interiorizan y pasa a formar parte de la personalidad de uno mismo, lo que lleva a considerar que son los demás quienes se equivocan y son inflexibles.

Imagen | Miriams-Fotos
En Pymes y Autónomos | ¿Lideras dejándote persuadir?

También te recomendamos


Así te afecta el Euribor Plus, el nuevo índice hipotecario


Gestionar los favoritismos


Adapta tu táctica de motivación a la situación


La noticia

¿Eres un terco en tu comportamiento?

fue publicada originalmente en

Pymes y Autonomos

por
Fosterwit

.