#SalonAutoBA: Jeep apunta todo al Compass pero suma el Cherokee y el Renegade diesel

En Jeep tachan los días para la llegada del Compass, un producto sobre el que tienen puestas todas las fichas, debido al éxito que está teniendo en otros mercados.

Jeep Compass

Jeep Compass Sport.

Llegará desde Pernambuco, Brasil en septiembre, eso está confirmado, como así también que lo hará con una sola configuración mecánica: motor naftero Tigershark de cuatro cilndros y 16v, 2.4 litros que entrega una potencia de 183 cv y un torque de 322 Nm, con opciones de caja manual o automática y tracción delantera o integral.

En el stand se exhiben tres versiones, una de cada una de las que se comercializará: Sport, con caja manual de seis marchas, tracción delantera y llantas de 17″ (color Azul); Longitude, con transmisión automática de nueve marchas, tracción 4×4 y llantas de 18″ (Bordó) y Limited, con caja automática de nueve velocidades, tracción 4×4 y llantas de 19″ (Blanca y Negra).

De serie ofrecerá: Control Electrónico de Estabilidad (ESC); Sistema Anti-vuelco (ERM); Sistema de monitoreo de presión de neumáticos (TPMS); Asistente de arranque en pendiente (HSA); control de velocidad crucero; frenos de disco en las cuatro ruedas con ABS; ganchosn Latch-ready para sillas de niños; faros anti-niebla con función cornering (asciende del lado que se inclina en maniobras o en bajas velocidades); dirección de torque dinámico (DST), que induce al conductor a virar el volante correctamente en una situación de pérdida de adherencia.

A su vez, según versión, incorporará: Monitoreo de Cambio de Carril (LDW); faros de xenón alto automático (AHB); sistema de estacionamiento automático Park Assist. Además, dispondrá del sistema multimedia Uconnect con pantalla táctil compatible con Apple Carplay y Android Auto, con cámara de estacionamiento trasera y conexiones Bluetooth y USB para celular y dispositivos de audio.

Otras novedades de Jeep
Es noticia: el Cherokee retorna al país tras un impasse de cinco años, en versión Trailhawk. Estará en los concesionarios en octubre o noviembre únicamente con motor naftero de 3.2 litros de 217 cv de potencia y -lógicamente- con tracción 4×4.

Jeep Cherokee Trailhawk

Jeep Cherokee Trailhawk.

También habrá variante Trailhawk para el Renegade; se comercializará a partir de octubre, en este caso con el motor 2.0 TD MultiJet II de 170 cv y la caja automática de 9 marchas, mecánica similar a la de la Fiat Toro.

Jeep Renegade Trailhawk

Jeep Renegade Trailhawk.

Contará con sistema de tracción 4×4 y Jeep Active Drive Low, con bloqueo de diferencial y desconexión del eje posterior completado por el sistema Selec-Terrain, que ofrece diversos modos de conducción segura. Por otra parte esta versión se caracteriza por tener un mayor despegue del suelo -223 mm-, junto con el Sistema de Control Automático de Descenso y una capacidad de vadeo de 483 mm.

Pacifica y Challenger, sólo para ver
Al igual que pasó el año pasado en el Salón de San Pablo, la presencia de las marcas Dodge y Chrysler se limita a la mera exhibición de dos modelos que no están confirmados para nuestro mercado pero que así y todo despiertan mucho interés en los visitantes. Nos referimos al Dodge Challenger y a la Chrysler Pacifica.

Chrysler Pacifica

Chrysler Pacifica.

Y aunque parezca mentira, el deportivo en su versión Hellcat de potente motor V8 de 6.2 litros y 717 cv está más cerca de sumarse a la batalla de los muscle car desatada por el Chevrolet Camaro y el Ford Mustang que la van familiar de siete plazas.

No hay confirmación alguna ni plazos de tiempo, pero el Challenger está “en análisis” y no así la Pacífica, que se exhibe en versión Limited Plus con motor de 290 cv.

Dodge Challenger Hellcat

Dodge Challenger Hellcat.

.