‘La Bestia’ de Trump convierte en una pesadilla logística su asistencia a la cumbre del G7

Trump

Mientras el nuevo presidente francés Emmanuel Macron eligió (o le eligieron) un DS Crossback modificado para la ceremonia de traspaso de poderes (y no sabemos si como coche presidencial habitual), el presidente de los Estados Unidos eligió (seguro que no le eligieron) una limusina Cadillac One apodada ‘La Bestia’, y no por nada.

El caso es que durante la cumbre anual del G7 de este año, celebrada en la histórica ciudad siciliana de Taormina, Trump ha convertido la ya pesadilla logística que supone que un presidente se desplace, en una misión imposible. Han vuelto locas a las autoridades sicilianas.

Pues que ensanchen las calles

Taormina es una ciudad situada en la costa este de la isla de Sicilia, en la provincia de Mesina, con 10.991 habitantes y 13 kilómetros cuadrados. Sí, el entonces primer ministro italiano Matteo Renzi pensó que una ciudad de 13 kilómetros cuadrados era el enclave perfecto para acoger una cumbre de líderes mundiales como el G7, con Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido como protagonistas.

Taormina Castello And Madonna Della Rocca

La llegada de Trump por el precioso enclave siciliano supuso un auténtico dolor de cabeza para las autoridades, tal y como refleja La Repubblica. Las callejuelas de Taormina y sus callejones eran demasiado estrechos para ‘La Bestia’, y a pesar de los esfuerzos de los servicios de inteligencia, resolvieron que era demasiado peligroso desplazarse por allí.

Según la prensa italiana, la comitiva de 30 coches de gran cilindrada pretendía discurrir en fila por el corazón de la ciudad, hecho físicamente imposible. ¿Qué hizo el servicio de Inteligencia? Pues pedir que se ensancharan las calles de la ciudad. De la ciudad fundada por los griegos en el 736 antes de Cristo (por si no queda claro el tono WTF).

La verdadera obsesión del Servicio Secreto era que Trump tuviera rutas de escape, por lo que la opción de desplazarse en pequeños coches eléctricos que puso sobre la mesa la seguridad italiana fue descartada. Se plantearon incluso que Trump y su comitiva acudieran a las reuniones del G7 en helicóptero, a pesar de que una inminente erupción del Etna podría hacer aún más peligroso el traslado.

Un búnker blindado

La Bestia

El Cadillac One presidencial es un búnker blindado que ha sido desarrollado por General Motors en cooperación con las agencias de inteligencia de Estados Unidos y que equipa cañones de gas lacrimógeno, armas y cámaras de visión nocturna, entre otras muchas cosas que no han sido desveladas por motivos de seguridad.

Su armadura blindada ha sido desarrollada con tecnología militar a prueba de balas. Cuenta en su interior con bolsas de sangre, bombonas de oxígeno y un botiquín, además de un botón del pánico en caso de emergencia.

Tras muchas especulaciones sobre si llegaría volando o sobre ‘La Bestia’, parece que los ánimos se calmaron y el presidente y la primera dama se alojaron en un céntrico hotel junto al resto de líderes mundiales. Lo que aún no sabemos es cómo acabó el asunto.

Vía | El Mundo
Foto | Arnoldius
En Motorpasión | La pesadilla logística que supone que el presidente de Estados Unidos se desplace

También te recomendamos


La pesadilla logística que supone que el presidente de Estados Unidos se desplace


Alberto Contador te recuerda que un metro y medio salva la vida


A la venta la limusina que Trump encargó a Cadillac en los 80 (imagina sus interiores)


La noticia

‘La Bestia’ de Trump convierte en una pesadilla logística su asistencia a la cumbre del G7

fue publicada originalmente en

Motorpasion

por
Victoria Fuentes

.