Cuando la vida real ha “imitado” a House of Cards

Cuando la vida real ha “imitado” a House of Cards

House of Cards ha representado y dramatizado la vida política de los Estados Unidos. Sin embargo, otras veces la vida real parece “imitar” a la serie.

«La ficción es la mentira a través del cual decimos la verdad.» Albert Camus no se equivocaba al decir esta frase que viene bastante a tono con la tremenda serie de Netflix, House of Cards.

Es muy posible que la realidad sea mucho más cruda que cualquier ficción que exista, incluso la serie protagonizada por Kevin Spacey y Robin Wright. Sin embargo, también hay ciertas ocasiones en las que, por extrañas circunstancias, la ficción parece imitar la realidad. De los casos más conocidos podemos nombras las famosas serendipias literarias a través de la historia. Y, en este caso, conoceremos algunas de las veces que la realidad ha imitado a House of Cards.

No sobra decir que si no estás al día de la serie vale más no seguir leyendo pues hablaremos de detalles importantes de la misma. Dicho esto, seguimos con Frank Underwood y su retorcida forma de ejercer el poder.

Un candidato non-grato para su partido

En House of Cards, nuestro anti-héroe favorito ha dejado claro que trabaja con doble agenda. En la búsqueda de la silla presidencial no dudó en mancharse las manos de… todo: sangre, lodo, más sangre, y durante ese camino su propio partido se encontraba sumamente incómodo con sus acciones como para respaldarlo abiertamente.

Cuando llegó el tiempo de las precandidaturas y la carrera electoral esto mismo sucedió al peculiar (hoy presidente) candidato de los republicanos, Dondal Trump. Pese a todas las controversias y declaraciones del magnate candidato llegó a la presidencia. Y sí, pese a la resistencia de su propio partido.

Un escándalo de transparencia

Muchos analistas políticos coinciden en que uno de los factores que pudieron haberle costado la presidencia a Hillary Clinton fue el denominado Emailgate, en donde se filtraron miles de emails privados de la candidata presidencial.

En el show de Netflix pudimos ver cómo el candidato republicano, Will Conway (Joel Kinnaman) hace público, en muestra de una desmedida transparencia, todo el contenido de su smartphone para acallar el escándalo que se le armó por utilizar el Big Data de los votantes a su favor.

Un escándalo con el KKK

En la temporada cuatro, Claire le demuestra al propio Frank que ella puede ser su mayor aliada pero también su más temible enemiga cuando filtra una fotografía de Underwood padre a los medios en donde se encuentra fraternizando con los miembros del Ku Klux Klan. Esto hace que pierda la mayoría de los votos de su propio estado.

Quién podía imaginarse que el propio candidato republicano de la vida real se enfrentaría a su propio escándalo relacionado con el KKK. En febrero de 2016 el entonces candidato a la presidencia de los Estados Unidos tuvo que deslindarse (una y otra vez) del apoyo público que le manifestó David Duke, ex líder “Gran Mago” del Ku Klux Klan.

Armas-America

Recordemos que en la temporada cuatro, Claire Underwood comienza una campaña antiarmas (claro, todo con fines políticos). En conferencia de prensa, la primera dama mostró el arma con la que fue herido su esposo y abatido el buen Meechum, su guardia de seguridad.

Este tema, como sabemos, es uno que se ha discutido bastante en Estados Unidos y que literalmente divide a la población de ese país, incluso a sus políticos. En Febrero de 2016, Jeb Bush, exgobernador de Florida, publicó una fotografía en sus redes sociales que hizo estallar tanto la ira como la burla; así como avivar la nunca tranquila controversia sobre la posesión de armas entre los civiles de Estados Unidos.

Inmigración y musulmanes

En los últimos episodios de la temporada pasada de House of Cards pudimos ver un difícil caso sobre un secuestro de civiles por parte de la llamada ICO (Islamic Caliphate Organization) y el uso político de este para mover la balanza a favor de los Underwood. En el drama de Netflix el ambiente popular se polariza en contra de la comunidad musulmana del país culpándola de lo ocurrido y del ambiente de terror que se vive.

En la vida real, Trump anunció desde su candidatura que haría un registro de los inmigrantes musulmanes, retiraría la visa a miles de musulmanes y, además, prohibiría la entrada de personas procedentes de Siria, Irak, Irán, Libia, Somalia, Sudán y Yemen. Así mismo, en la población se manifestó un rechazo en general a la comunidad musulmana, una difícil situación que está lejos de resolverse del todo.

Bonus

Si bien es cierto que los escritores y creadores de House of Cards tienen muchísimo material en donde inspirarse para su drama político, también lo es, como pudimos ver, que hay detalles en la ficción que parecen imitar a la realidad. Kevin Spacey ha explicado en entrevista que ellos mismos están sorprendidos de las coincidencias del show con la vida real. Dijo que muchas veces ellos escriben la temporada, la filman y cuando está por salir, durante todo este proceso, distintos detalles suceden en la realidad. Para temblar.

Acá el tráiler de la quinta, y esperada, temporada de esta impresionante serie.