¿Tiene Fernando Alonso opciones reales de ganar las 500 Millas de Indianápolis?

alonso-indy500

Pocos podrán negar que su repentino interés por una carrera tan legendaria como las 500 Millas de Indianápolis llega de la mano de la participación del, probablemente, piloto español más grande de la historia de nuestro automovilismo, con el permiso del siempre admirado Carlos Sainz.

Fernando Alonso está moviendo masas y desplazando por un momento el interés general de España de los circuitos “tradicionales” a los que nos tiene acostumbrada la Fórmula 1 al imponente óvalo de Indianápolis. Y por si alguno no se hubiera acabado de convencer con el anuncio que trastocó medio mundo aquel 12 de abril, a medida que han pasado las jornadas de test y hemos vuelto a ver a Fernando Alonso sonreír, disfrutar y, sobre todo, sentir que tiene opciones de hacer algo grande, la curiosidad de las 500 Millas de Indianápolis nos ha acabado venciendo.

Pero, siendo realistas e intentando ponerle un poco de criterio racional al ferviente deseo que tenemos la mayoría de españoles de ver coronarse a Fernando Alonso vencedor de las 500 Millas de Indianápolis, ¿qué opciones reales tiene el piloto asturiano de llegar y besar el santo en esta loca aventura americana?

¿Por qué motivos Alonso puede ganar las 500 Millas de Indianápolis?

indy-car-alonso

De entrada, hay algo que nadie puede negarle a este piloto, y que siempre viene bien cuando la cosa trata de subirse a un monoplaza: talento al volante. La extraordinaria calidad de Fernando Alonso está fuera de toda duda, y ese es un punto en el que debe apoyarse cualquier racionamiento posterior.

Más allá de la calidad, me atrevería a señalar directamente a un punto fuerte que ha destacado en toda la carrera de Alonso: su capacidad de adaptarse a cualquier circunstancia o cambio de comportamiento del coche. Ese sexto sentido de Alonso al volante es fundamental en una carrera en la que cualquier mínimo factor puede alterar de manera radical las sensaciones en la conducción.

Algo que para mí tiene especial relevancia en las opciones de Fernando Alonso es precisamente la progresión demostrada encima de un Indycar. La adaptación que Alonso ha tenido a la categoría y el circuito desde la primera vez que se subió al coche ha sorprendido a propios y extraños.

Y lo más relevante: da la sensación que no ha dejado de mejorar ni una sola tanda de las que se ha subido al coche. Siempre un poco más allá. Siempre un poco más rápido. Creo que no somos del todo conscientes, pero hacer un 5º en la sesión de clasificación del otro día es una auténtica machada.

alonso-indy500

Unido al factor progresión, también juega a su favor que de los 33 que saldrán el domingo a batirse el cobre, es el piloto que más vueltas ha rodado en las sesiones de libres de estas semanas previas. Fernando Alonso no se ha dejado por probar absolutamente nada, y conociendo su estricta ética de trabajo, a buen seguro ha contemplado cualquier opción que pueda ser preciso conocer previamente para que no le llegue por sorpresa durante la carrera: reglajes más sueltos, con más carga, pruebas de suspensiones varias, rodar cargado, descargado, probando multitud de trazadas…

Aunque en las 500 Millas puede ganar cualquiera, tampoco está de más estar enrolado en uno de los equipos grandes de la categoría: Andretti. Por cierto, el vigente campeón de las 500 Millas. Si no estás en Penske, Andretti o Ganassi, ser uno de esos “cualquiera” que pueden ganar la carrera es algo más complicado.

Alonso tendrá a su disposición un equipo ganador con mucha experiencia en la categoría, y sus estrategias las ordenará nada más y nada menos que el mismísimo Michael Andretti, señal de que ni Alonso ni el equipo se toman este reto como un divertimento.

También hay que destacar que el motor Honda que empuja el monoplaza de Alonso es sobre el papel el mejor motor para vencer en Indianápolis, por encima del Chevrolet. Un nuevo mundo para Alonso tras lo que está sufriendo con el motor japonés en la Fórmula 1.

alonso-indy500

Está claro que Alonso es un rookie, y ganar en su primer año en Indy suena a utopía, pero no sería ni el primero, ni el segundo, ni el tercero en hacerlo, y de hecho el vigente vencedor, Alexander Rossi, viene de lograr ese hito el año pasado. Si alguien lo ha hecho, Alonso también puede hacerlo. Otro viejo conocido que también ganó en su debut fue Juan Pablo Montoya. ¿Crees que Alonso no está al nivel de Montoya o Rossi en pilotaje?

Como dicen los ingleses, last but not least: las extraordinarias ganas que transpira Fernando Alonso. Parece estar viviendo en una nube, y esa convicción, fuerza mental y cara de ganador que le estamos viendo estos días es absolutamente fundamental en un deporte en el que la cabeza y la mentalidad está en muchas ocasiones subestimada. Alonso siente que puede ganar y está loco por ganar. Eso no es suficiente, pero es absolutamente necesario.

¿Por qué motivos Alonso tiene difícil ganar las 500 Millas de Indianápolis?

Jhh 4921

En primer lugar, ya lo dijimos en el análisis de todos los aspectos que debes saber para seguir la carrera sin perderte nada: cualquiera puede ganar en Indianápolis, y podemos contar fácilmente entre 10 y 20 favoritos a la victoria. Eso complica estadísticamente las opciones. Desde luego, no es como estar en un Ferrari o un Mercedes de Fórmula 1 hoy en día, sabiendo que eres uno de los cuatro pilotos con opción a la victoria final. Alonso es uno entre más de una decena, y eso dificulta las probabilidades, porque cualquier pequeño detalle puede acabar decantando la balanza para uno u otro lado.

Quizás el hándicap más grande con el que deberá lidiar Alonso el domingo será el hecho de rodar a tope durante 200 vueltas rodeado por todos los lados de coches. No es nada sencillo rodar en grupo a esas velocidades cuando nunca lo has hecho, y por más pruebas que haya hecho el piloto español en el circuito esta semana, una cosa es segura: nada va a ser comparable a la sensación que vivirá Fernando el próximo domingo en cuanto arranque la carrera y pase en filas de a tres a más de 350 km/h por las curvas de Indianápolis.

Aunque tradicionalmente las últimas 40 vueltas son las clave para la victoria en las 500 Millas, estoy convencido de que Alonso es muy consciente que su mayor reto va estar en las 40 primeras. Salir sin incidentes y bien posicionado de esa primera prueba de fuego será fundamental.

alonso-idny500

En este punto, cabe mencionar una figura que no existe en Fórmula 1 y que en los óvalos es fundamental: el spotter. Sin ser demasiado preciso en la definición, se trata de una persona de tu equipo que se ubica en una zona alta del óvalo para poder ir dando indicaciones al piloto de la situación de carrera e informarle de la posición de sus rivales respecto a su coche, ya que la visibilidad dentro del cockpit es muy reducida.

Es decir, se trata de un tipo que no calla en ningún momento y va diciendo por radio instrucciones del estilo “tienes al piloto X por la izquierda, al piloto Y por la derecha, aún tienes a Y en la derecha, se acerca más X por la izquierda…” Así, sin callar. Eso es algo a lo que Alonso no está evidentemente acostumbrado, y tener que ir haciéndose la foto de su posición en pista escuchando constantemente a su spotter puede desconcentrarle un poco.

Pese a su inmensa calidad, no podemos olvidar que Fernando Alonso acaba de aterrizar en la categoría. Como rookie, es factible que en el fervor de la batalla del domingo pueda cometer algún ligero error. La mala suerte es que en Indianápolis los errores, por ligeros que sean, pueden tener un peaje altísimo, y Alonso lo sabe.

Ese estrés y la presión de no poder cometer ni un desliz en las más de tres horas de carrera puede ser un pequeño lastre al que Alonso no está acostumbrado, mucho menos en unos tiempos en el que las modernas escapatorias asfaltadas en Fórmula 1 dan a los pilotos un margen de error absolutamente descomunal. Aquí eso no existe.

Para terminar, no debe pasarse por alto el hecho de que son varios los motores Honda que se han roto durante estas dos semanas de libres. Es cierto que Honda parece tener el motor más rápido en Indianápolis, pero haría bien en cuidar especialmente la fiabilidad, porque un McLaren parado en una nube de humo blanco también en Indycar podría hacer mucho daño en la imagen del fabricante japonés.

Entonces, ¿qué? ¿Alonso ganará o no ganará?

fernando-alonso-indy500

A modo de conclusión, y sin tirarme demasiado a la piscina, voy a compartir contigo lo que yo considero que puede pasar el domingo en las 500 Millas de Indianápolis con Fernando Alonso. No me cabe la menor duda que el piloto español tendrá ritmo para estar en la lucha de cabeza (eso ya lo ha demostrado), y además irá mejorando a medida que pasen las vueltas.

Por lo tanto, si es capaz de gestionar bien las primeras vueltas de carrera y alejarse de cualquier incidente, apostaría por que llegará en el grupo de candidatos cuando toque jugarse de verdad las castañas en las últimas vueltas. Una vez ahí, creo que la experiencia que habrá acumulado Alonso en las 160 vueltas anteriores le bastarán para poder disputarle la victoria final a cualquiera.

 Fm50348

Lo que pase en esa lucha final lo dictará la magia de Indianápolis. Pero si todo sucede según el plan, seguro que vamos a divertirnos y disfrutar con el asturiano como hace tiempo que no disfrutamos.

¿Te atreves tú a pronosticar qué papel tendrá Fernando Alonso en su debut en las 500 Millas de Indianápolis?

También te recomendamos


Si vas a seguir Indianápolis por Fernando Alonso y es tu primera vez, esto es lo que debes saber


Que la primera sangre en el LoL no te vuelva loco: el test para saber si te compensa arriesgar


Guía práctica para no perderse detalle en las 500 Millas de Indianápolis


La noticia

¿Tiene Fernando Alonso opciones reales de ganar las 500 Millas de Indianápolis?

fue publicada originalmente en

Motorpasion

por
Sergio Marcús

.