En una entrevista evita la falsa modestia

entevista

Todos queremos generar una buena impresión en los demás, ya sea durante una entrevista de trabajo, una reunión con un nuevo cliente, o en una primera cita.

Sin embargo, nuestra intuición o nuestra creencia sobre lo que crea una impresión positiva en los demás, a menudo, es incorrecta.

Un buen ejemplo de esta situación es la falsa modestia que solemos mostrar en las entrevistas, especialmente las de trabajo.

Cuántas veces te han preguntado “¿cuál es tu mayor defecto?” y has respondido “soy malo al decir que no, así que termino ayudando a otras personas con demasiada frecuencia”.

La falsa modestia produce menos simpatía que las personas que se jactan directamente o incluso que las personas que se quejan.

Cuando se responde de una forma cínica, suena falso, ya que se refleja que se está diciendo algo estratégico en lugar de ser honesto. Evaluamos a otras personas de manera más positiva cuando tratan de ser ellas mismas, por lo que la mejor estrategia es ser honesto contigo mismo.

Imagen | Ulleo
En Pymes y Autónomos | Presenta tu mejor yo en tu próxima entrevista de trabajo

También te recomendamos


Al contratar, no te dejes engañar por la primera impresión


Presenta tu mejor yo en tu próxima entrevista de trabajo


¿Por qué las pymes españolas no quieren ser grandes empresas?


La noticia

En una entrevista evita la falsa modestia

fue publicada originalmente en

Pymes y Autonomos

por
Fosterwit

.