Hola, soy el sustituto

Hombre joven.

Una situación habitual en la pyme: el empleado comodín se pone enfermo o está de baja por cualquier razón. De repente, todo parece funcionar mal. El error de confiar en una sola persona el peso de la empresa, conlleva problemas por no haber creado un equipo sólido.

Que el servicio a los clientes sea peor, o que el rendimiento baje empuja a la pyme a buscar un sustituto, una tarea ardua.

Contratar al sustituto ideal requiere tiempo

El gerente tiene ante sí el reto de contratar a una persona que haga el trabajo de esa otra que es resolutiva y lleva una década en la empresa.

El problema viene cuando ha de emplear parte de su jornada laboral en revisar los currículos, entrevistar y hacerse cargo de las gestiones administrativas de dicho proceso.

Cómo hacer visible la oferta

Para colmo, este percance (que falte un empleado imprescindible) no es rápido de solucionar. Los anuncios han de competir en los portales de búsqueda de empleo. La pyme ha de competir con grandes empresas.

La cautela y los obstáculos, convierten esta búsqueda en un proceso tan selectivo como largo. De hecho, se puede alargar en el tiempo hasta un mes.

Todo dependerá del sector al que se dedique nuestra empresa.Tanto la hostelería, el retail y turismo son los que menos tardan en contratar.

Ejemplo

Una pequeña empresa cuenta con una trabajadora encargada de llevar la contabilidad y todo lo relacionado con la administración. Pide su baja por maternidad. Y de repente, llega el caos.

Sin pararse a pensar mucho y por falta de tiempo y recursos, contratan a una chica inexperta que desbordada por la acumulación de trabajo, y sin mucha habilidad para resolver las gestiones, sin quererlo, retrasa el trabajo del resto de la plantilla.

Los demás sólo tienen buenas palabras para la ausente, pero a la sustituta nadie le explica en qué consiste su trabajo, quieren a una clon de la otra, sin pasar por el proceso de formación.

Conclusión

Aunque las circunstancias no sean las mismas que las de una gran empresa, siempre será mejor, invertir tiempo y entrevistar a fondo a un sustituto. Sobre todo, si de él depende que el resto del equipo sea productivo.

En Pymes y Autónomos|Objetivo contratar el mejor talento

Imagen|PrinceMedia

También te recomendamos


Internet no puede diagnosticar ni medicar


4 claves para acertar con el marketing de contenidos


Al contratar, no te dejes engañar por la primera impresión


La noticia

Hola, soy el sustituto

fue publicada originalmente en

Pymes y Autonomos

por
Joana Sánchez

.