Android Wear busca un nuevo comienzo junto a los nuevos relojes de LG

Android Wear busca un nuevo comienzo junto a los nuevos relojes de LG

Google presenta Android Wear 2.0 junto a los nuevos relojes LG Watch Style y LG Watch Sport. Un nuevo comienzo para la plataforma.

A diferencia de Apple y Fitbit, la plataforma Android Wear no ha logrado un número de ventas e impacto cuantioso. Pero con Android Wear 2.0 y los nuevos relojes diseñados por LG, Google busca un nuevo comienzo para su plataforma. Un punto y aparte que le permita adquirir la tracción necesaria para conquistar el mercado de los wearables de la misma forma que hizo con los smartphones.

El primer paso en este nuevo camino son los relojes LG Watch Sport y LG Watch Style, dos relojes equipados con Android Wear 2.0 y los mejores componentes del momento: pantalla POLED circular, 4 GB de almacenamiento, Wi-Fi, Bluetooth Low Energy, carga inalámbrica, resistencia a polvo y agua y un chipset Qualcomm Snapdragon en su interior.

Los nuevos relojes rompen con el pasado de la plataforma y apuestan por nuevos componentes y diseños

El modelo Sport, además, monta un giroscopio, acelerómetro, barómetro, GPS, LTE y conectividad NFC, lo que permite que el reloj sea compatible con Android Pay, el sistema de pagos móviles de Google. También cuenta con una mayor cantidad de RAM (768 MB), una pantalla de 1,38 pulgadas y una batería de mayor capacidad (430 mAh). El modelo Style carece de toda la conectividad citada y monta memoria RAM de 512 MB, una pantalla de 1,20 pulgadas y una batería de 240 mAh.

A su favor, el modelo Style llega con un cuerpo más delgado y en tres colores diferentes. Asimismo, las correas son de piel, frente al policarbonato de las correas del modelo Sport (orientado más a la actividad física).

Ambos llegan con la nueva versión de Android Wear, que corrige la mayor parte de los fallos y dolencias de las primeras versiones. La nueva versión permite a los relojes ser más autónomos mediante el soporte de conectividad LTE y la independencia casi absoluta del teléfono. Las aplicaciones ahora pueden conectarse directamente a internet mediante su conexión de datos o por Wi-Fi, refrescar los datos y operar de forma independiente al smartphone.

Android Wear 2.0 es un nuevo punto de partida. ¿Será suficiente para recuperar el terreno perdido en el mercado?

La interfaz de usuario también ha sido rediseñada para facilitar el acceso a aplicaciones y la operatividad en pantallas de este tamaño. Asimismo, se adapta mejor a las pantallas curvas, las más utilizadas en los relojes con Android Wear 2.0.

Entre otras novedades menores, Android Wear 2.0 añade soporte para “complicaciones”, que equivalen a los widgets de Android para smartphones. También permitirá introducir texto con las manos, en lugar de hacer uso de la voz como en versiones anteriores.