La primera acción ilegal de Internet

La primera acción ilegal de Internet

Leonard Kleinrock protagonizó, en la década de los setenta, la primera acción ilegal de Internet. Curiosamente, también fue uno de sus creadores.

Desde sus comienzos, Internet ha revolucionado todos los ámbitos de la vida cotidiana. Desde la comunicación entre personas hasta el entorno empresarial. Todos los tejidos intermedios han sido modificados y alterados por esta tecnología, permitiendo cosas que, hace cincuenta años, parecían imposibles.

Debemos remontarnos a los inicios de ARPANET para encontrar el primer suceso ilegal de InternetPero dicha penetración en la sociedad no era el objetivo principal de Internet. ARPANET, que era como se conocía a la primera red de computadores creada en los Estados Unidos, estaba desarrollada solo y exclusivamente para entornos militares y administrativos. De hecho, fue encargada por el propio Departamento de Defensa de los Estados Unidos para establecer comunicaciones entre las principales instituciones académicas y estatales.

Años más tarde, en 1973, países como Noruega o Gran Bretaña establecieron conexiones con la red ARPANET establecida en los Estados Unidos, facilitando así la comunicación intergubernamental entre estados muy distanciados geográficamente. Aquel hecho supuso el primer paso hacia la creación de Internet, palabra que emergería en la década de los ochenta y que representaría una red de computadores interconectados a nivel mundial.

Mapa de ARPANET.

Mapa de ARPANET.

No obstante, el primer acto ilegal de Internet no tuvo que esperar hasta el establecimiento del protocolo TCP/IP y la estandarización de la palabra Internet. Fue justo en 1973, tras la adhesión de Noruega y Gran Bretaña a la red ARPANET, cuando Leonard Kleinrock (uno de los creadores de la red ARPANET y, por consiguiente, de Internet) envió un mensaje hasta Inglaterra solicitando brevemente el envío de su maquinilla de afeitar eléctrica, la cual olvidó en Inglaterra tras una reunión.

El primer suceso ilegal de Internet fue protagonizado por uno de sus fundadores: Leonard Kleinrock.Dicho mensaje, en la actualidad, sería juzgado con absoluta normalidad. En cambio, en la década de los setenta, el uso de ARPANET y, posteriormente, de Internet estaba limitado única y exclusivamente al ámbito profesional y militar. El mensaje enviado por Leonard Kleinrock, en cambio, se trataba de un asunto personal, lo que fue considerado como un delito ante los ojos del gobierno estadounidense.

Afortunadamente, aquella acción no tuvo consecuencias legales y Leonard Kleinrock continuo con normalidad su vida. No obstante, aquel curioso suceso quedó marcado para siempre como la primera acción ilegal de Internet. Un primer caso que, desafortunadamente, ha sido sucedido por varios miles con el paso de los años —y no hará más que aumentar con la progresiva y continua penetración de Internet en nuestras vidas diarias—.