Cómo solucionar la cultura del abuso en Twitter

Cómo solucionar la cultura del abuso en Twitter

Twitter sigue pasiva ante las necesidades de gran parte de sus usuarios, que sufren a diario cómo la red social se convierte en un nido de abuso, insultos y acoso sin límites.

Otro trimestre fiscal de Twitter y cero avance en su problema del abuso. Casi peor, Twitter sigue asociándose con Jimmy Kimmel para su sección de “Mean Tweets”. Una parte del popular programa nocturno donde famosos que visitan el plató leen mensajes de twitter dirigidos a ellos.

La sección pretende tomar con humor el insulto y el acoso —en cierto sentido leen tweets bastante comedidos en cuanto a severidad— pero consiguen lo contrario. Validan el insulto gratuito para millones de personas, nuevos y viejos usuarios poco a poco ven cómo el insulto está más que permitido en Twitter. Libertad de expresión, claro.

Los objetivos de la mayoría de los insultos siguen siendo mujeres y minorías étnicas en Estados Unidos y Europa.

Pero las redes sociales no están para garantizarnos nada. La libertad de expresión es una mera construcción entre gobernantes o gobernados, no entre empresas privadas. Twitter parece poco importarle esta medida. No podemos hablar por las ideas y pensamientos de la compañía, pero quizá detrás de su pasividad ante el abuso, el insulto y el acoso, esté el miedo a perder usuarios. Lamentablemente están perdiendo usuarios que abandonan la plataforma o pasan a usarla en modo solo lectura, sin interactuar con nadie nunca.

Los objetivos de la mayoría de los insultos siguen siendo mujeres y minorías étnicas en Estados Unidos y Europa. El racismo, el sexismo y la homofobia son el pan de cada día en todas las redes sociales, pero al menos otras redes sociales se preocupan de poner herramientas aptas para el control.

Un baño de realidad

Una increíble muestra ha sido publicada por Just Not Sports. Que ha hecho leer a sus editores masculinos algunos de los tweets dirigidos a sus editoras.

El resultado es un vídeo increíblemente conmovedor, que ha abierto ojos a muchas personas. Más de un millón de reproducciones en menos de 24 horas. En el que vemos a ambas partes sufrir, pero especialmente vemos a gente que desconoce esta vertiente de Twitter sufrir un baño de realidad.

¿Hasta cuándo Twitter va a seguir sin incorporar herramientas y funcionalidades que eviten esto? El bloqueo no es suficiente. Necesitamos más, y vamos a proponer varias:

  • Poder seleccionar que no puedan interactuar contigo cuentas recién creadas, sin verificar.
  • Lo mismo pero para cuentas a las que no sigas personalmente, y manteniendo tus tweets públicos, es decir: sin tener que cerrar tu cuenta con candado.
  • Seleccionar que no puedan interactuar contigo si los tweets contienen ciertas palabras clave. Mejor si se puede combinar con alguno de los filtros anteriores. Por ejemplo, para que los tweets con insultos no te aparezcan.
  • Mejor respuesta ante los reportes de abuso. Menos tiempo en revisar las quejas.
  • Mayor cooperación con los cuerpos policiales y de seguridad de todo el mundo a la hora de proveer datos de este tipo de conductas.

Esto sería una base mínima para conseguir que la gente no se encuentre indefensa en Twitter. Mejor tarde que nunca.